/ ADVERTENCIA

Esto no es una web facilona o para aburridos.
El desarrollo y evaluación de cualquiera de las recetas urbanas mostradas es complejo y lleno de interrelaciones.
Seguimos alternando negociaciones políticas con ejercicios de alegalidad urbana y construyendo conjuntamente la red Arquitecturas Colectivas que ofrece información, protocolos y cervecita a los colectivos o individuos que quieran asumir responsabilidades.

/ /  Síguenos en •  f   •  • • 

Recetas Urbanas
desde 2007 a la actualidad

Casa Grande Pumarejo

Volver atrás

Reseña

Tras trece años de lucha y de movilización ciudadana frente a una administración sorda y de mala fe, los vecinos de la asociación “Casa del Pumarejo” deciden hacerse cargo de la situación y llevar a cabo por medios propios un proyecto de rescate de la casa y sobre todo del patrimonio inmaterial que conlleva. Aunque declarado “Bien de Interés Cultural” en 2003 en la categoría de los Monumentos Históricos Andaluces, el edificio sigue desintegrándose por culpa de la negligencia de su propietario, el Ayuntamiento de Sevilla, y hoy los últimos residentes piensan en irse.


Es en ese contexto que se retoma en 2012 la campaña “Lo Hacemos Nosotr@s” (LHN) y que se desarrolla con Recetas Urbanas una estrategia de microproyectos en régimen de autoconstrucción para la rehabilitación progresiva y autogestionada de los espacios cerrados por la administración, y por supuesto con objetivo final la rehabilitación completa del edificio y la incorporación de nuevos núcleos familiares. Aunque el proyecto se planteó y dibujó rápidamente, se consiguió a través de un taller de autoconstrucción y numerosas reuniones ilusionar a más de setenta ciudadanos activos, que se comprometieron a participar en las obras. La lenta toma de decisiones y la compleja relación entre las distintas comisiones (técnica, comunicación, legal, relaciones institucionales, económica etc.), consiguió paralizar la colaboración entre la asociación y Recetas Urbanas en diciembre de 2012. Hoy la iniciativa sigue a su ritmo, aunque todavía se mantiene la complicidad.

Evaluación y protocolos

Considerando únicamente la realidad material construida, seriamos tentados interpretar la colaboración de Recetas Urbanas con la Asociación Casa del Pumarejo como un fracaso. Sin embargo, la realidad es distinta. El sistema organizacional de la Casa – horizontal y con gran número de personas – ha hecho que poco a poco se ha perdido todo impulso de espontaneidad en la acción. Los efectos del miedo también son muy distintos según la composición y el tamaño de un grupo, y en este caso las consecuencias que tuvo sobre el ritmo de la experiencia le causaron muchos daños. Después de unas semanas de trabajo ya se habría podido empezar las obras. Las semanas se transformaron en meses y el proceso empezó a paralizarse. El cartel de obra que tenía que colocarse en una estructura contra la fachada y simbolizar la determinación de los vecinos al final se dejó sin ninguna estructura en el patio interior. El mensaje de la rueda de prensa que tenía que ser “empezamos las obras ya” se asimilaba más bien a “El Pumarejo pasa la gorra”. Cosas que a primera vista pueden parecer detalles, pero que en realidad son elementos muy importantes e incluso peligrosos para el Pumarejo porque reflejan una debilidad en su organización interna.


¿Pero qué es lo que se ha creado si no es algo material? Quizás lo más importante: un impulso, ganas, un esquema organizacional, una primera experiencia con el taller de autoconstrucción y el día de limpieza, relaciones humanas, entorno de valores comunes, etc.

Presupuestos y recursos

Cronología

Comunicación Interna

Ubicación

Plaza del Pumarejo

41003 Sevilla

España


Materiales reutilizados

Imágenes

  • Imágenes
  • Imágenes
  • Imágenes
  • Imágenes
  • Imágenes
  • Imágenes
  • Imágenes
  • Imágenes
  • Imágenes

Videos

Planos

Documentación

Ficha del Proyecto

Enlaces

Prensa

Bibliografía