/ ADVERTENCIA

Esto no es una web facilona o para aburridos.
El desarrollo y evaluación de cualquiera de las recetas urbanas mostradas es complejo y lleno de interrelaciones.
Seguimos alternando negociaciones políticas con ejercicios de alegalidad urbana y construyendo conjuntamente la red Arquitecturas Colectivas que ofrece información, protocolos y cervecita a los colectivos o individuos que quieran asumir responsabilidades.

/ /  Síguenos en •  f   •  • • 

Recetas Urbanas
desde 2007 a la actualidad

Arte 4

Volver atrás

Reseña

La propuesta nace de la inquietud del director, apoyado de algunos profesores, de la escuela pública de diseño de interiores Arte 4 en Madrid. Juntos, nos invitan a desarrollar un proyecto de ampliación de la misma, siendo primera y única opción la de trabajar sobre la cubierta del edificio ampliando su capacidad espacial.


A mediados de 2006, Ignacio Valero, su director se pone en contacto con Recetas Urbanas para contar el proyecto que tenía en mente. El 11 de Junio de 2006 se produjo nuestro primer encuentro, donde pudimos verificar la azotea como emplazamiento para la ampliación, además de discutir sobre los modelos de gestión de esos nuevos espacios, cuestiones ambas que nos interesaron e hicieron meternos de lleno en la colaboración. Era inevitable recordar las trincheras de Málaga, autoconstruidas por los alumnos de la facultad de Bellas Artes de Málaga unos antes.
Se planteó, sin lugar a dudas, una construcción ligera, con reutilización de materiales para la estructura y gran parte de los forjados, dejando la finalización del mismo proyecto a través de talleres de diseño hechos con los propios estudiantes, que diseñarían los espacios de trabajo de los que luego serían los usuarios. Un cambio de un alumno expectante a otro protagonista de su programa y su futuro profesional, que se veía acentuado por la aparición de diversos espacios comunes de trabajo para los equipos que quisieran optar por el trabajo en grupo y en red.
Las productivas reuniones con los docentes se alternaron con reuniones con personal público; tanto técnicos como políticos, configurando la manera de financiar las obras por parte de ayuntamiento de Madrid. En octubre de 2008, tras dos años de negociaciones, redacción de proyecto, realización de talleres docentes en la escuela, etc. el proyecto sale a concurso público para su ejecución, exclusivamente para equipos de arquitectos de la comunidad de Madrid.
Casualmente el mismo mes recibimos el premio nacional “Ojo Crítico”, y seguimos colaborando con un centro social ocupado que es una maravilla, el ayuntamiento de Madrid decide entregar nuestro proyecto a otro equipo de arquitectos.

Evaluación y protocolos

Intentaré responder a esta pregunta: ¿como un proyecto que nace desde la base educativa, planteado con la colaboración directa de los alumnos, donde el equipo de arquitectos programa el reciclaje y reuso de materiales para abaratar el presupuesto e incluir fases de autoconstrucción, llega a ser destrozado por una política acomodada que no asume ninguna innovación real?


Tengo que comenzar narrando que durante los dos años caminando entre cargos y técnicos de distintas administraciones, pude ver los miedos por asumir las competencias de las distintas áreas de la administración municipal que se sucedieron en el proceso, cuestión que ocurre continuamente en muchos ayuntamientos de distinto signo político.
En este caso, Madrid Emprende se proclama como promotor del proyecto, con Gallardón a su cabeza. Inicialmente nos felicitan por nuestro proyecto “Por todo lo alto”, pero finalmente lo renombran como: “Vivero de empresas de Moratalaz”, sacándolo en el punto 678 de la campaña electoral para las elecciones del 27 de mayo 2007, tras lo cual nos quitan el proyecto en una reunión con su equipo, realmente denigrante. En este momento el director de Arte 4 e impulsor del proyecto ya se había retirado de su cargo.
En la inauguración del proyecto, el 1 de Marzo de 2011, cerca de 5 años más tarde, a cual me invitaron a presentar el proyecto, porque según ellos “sigues siendo el padre de la idea y necesitas cuotas de protagonismos en prensa”, se pronunciaron las siguiente palabras por parte del Alcalde de Madrid: “En cumplimiento del programa electoral del Gobierno municipal, esta iniciativa, compartida con la Agencia del Desarrollo Económico Madrid Emprende, pretende proporcionar a los alumnos recién titulados un espacio donde poder instalar un estudio de diseño y fomentar que desarrollen su trabajo como profesionales autónomos en este campo. Este equipamiento comparte edificio con la escuela Arte 4 se convierte en una simbiosis perfecta que ayudará a que los conocimientos académicos se trasladen a la economía real".
El 14 de Junio de 2012, visité el “vivero”, el ambiente general era de unas oficinas convencionales, sin ningún tipo de comunicación con la Escuela de Diseño Arte 4. Esa falta de comunicación docente y profesional, generó que los profesores de la escuela modificaran su propia zona de trabajo en el edificio original, que esta ahora debajo de la ampliación. Todos los tabiques de los antiguos despachos han sido eliminados, haciendo el espacio más transparente, común y comunicado. Lo más positivo que ha ocurrido es que consiguieron incorporar conceptos reales de coworking, inspirados en el proyecto original.
El nuevo “vivero”, fruto de la ampliación, es ahora un vecino incómodo y suntuoso, a causa de la modificación de los materiales, de los acabados y de una imagen malentendida, de lo “moderno”, que lo visibilizan con una cubrición de paneles de aluminio color “perla”.
Lo que en principio se planteó reciclando estructuras de acero homologadas y materiales económicos, se construyó manteniendo los metros cuadrados y la volumetría inicial, pero cambiando todos los materiales y técnicas constructivas, convirtiendo esa arquitectura en un esperpento que elevó el inicial presupuesto económico de 870.000€, al finalmente ejecutado por el ayuntamiento de Madrid de 2.300.000€, que repartidos por los 825,90 m2 construidos sale a 2.784€/m2. Otro despilfarro público.
La única alegría en esa visita es la de ver que los profesores y docentes siguen creyendo en otra manera de trabajar y lo demuestran en los espacios educativos y productivos que hacen dentro de la propia escuela. Nota: Más tarde en prensa, y en relación al proyecto de las naves de San Jerónimo en Sevilla, también fracasado, aparece como modelo de gestión el de Arte 4 de Madrid, simplemente porque la asesoría en las siguientes elecciones la hizo el equipo de gobierno de Madrid al futurible de Sevilla.

Presupuestos y recursos

Cronología

Comunicación Interna

Ubicación

Calle de los Vinateros, 106

28030 Madrid

España


Materiales reutilizados

Imágenes

  • Imágenes
  • Imágenes
  • Imágenes

Videos

Planos

Documentación

Memoria del proyecto
POR TODO LO ALTO. Talleres de Diseño.


Ignacio Valero. Director Arte 4.
Escuela de Arte 4_Diseño de Interiores, Consejería de Educación, Comunidad de Madrid.
1. En qué consiste.
Proponemos la construcción de un “vivero de empresas” llamado Talleres de Diseño ejecutado con técnicas constructivas secas y reversibles sobre la cubierta del edificio de la Escuela. Además de las zonas comunes necesarias, existirán seis espacios destinados alquilarse, durante un periodo determinado y a bajo coste, a antiguos alumnos de la Escuela, que estén decididos a trabajar como profesionales independientes. Estos espacios serán sus oficinas, ó como se denominan en este sector, sus estudios.
La construcción proyectada, de gran impacto visual y calidad arquitectónica, es obra del arquitecto español Santiago Cirugeda, que dirige el Estudio Recetas Urbanas, con obras de vanguardia de reconocimiento internacional. En su trabajo emplea la arquitectura como una herramienta de mediación inteligente y provocadora entre usuarios y ciudad. Esta sensibilidad es la que permite que este proyecto no sea sólo una actividad de construcción sino que se integre en un proyecto más amplio. En nuestro caso, un proyecto educativo, como no podía ser menos.
La obra proyectada tiene dos fases de ejecución. En la primera se construye el suelo y el techo del vivero de empresas, se resuelven los accesos y se estructuran las instalaciones y demás suministros. Esta fase se contratará íntegramente a proveedores externos. En la segunda fase se diseñarán y construirán los diferentes espacios cerrados, con completa libertad de diseño, pero manteniendo el carácter reversible de la actuación. El diseño y construcción de cada uno de estos espacios se realizará de modo autogestionado con los usuarios. Es decir, los jóvenes profesionales diseñarán y construirán su propio estudio en el espacio destinado a ello, y los alumnos y profesores de la Escuela harán lo propio con algunos de los espacios comunes.
Este proyecto desarrolla importantes sinergias para la actividad docente del centro. Destacamos tres de ellas.
• Fecunda relación entre jóvenes profesionales y escuela: los alumnos pueden ver durante su periodo de formación el horizonte real al que esta se dirige; la escuela puede testar la validez de su programa formativo; los jóvenes profesionales pueden contratar a bajo coste a estudiantes como colaboradores; promocionamos entre el alumnado la opción del emprendedor con un modelo a seguir.
• Posibilidad de “construir” objetos habitables reales. Un problema formativo del diseño de interiores es que la escala de la actuación impide la realización de prototipos, por lo que la actividad docente se reduce al proyecto y excluye la construcción del mismo. Con este proyecto, algunos de los espacios comunes serán diseñados y construidos por los alumnos del centro. Como la estructura resistente está ya resuelta, la actuación se reduce al diseño y construcción del cubículo correspondiente, lo que cae dentro del ámbito competencial del diseñador de interiores.
• Esta propuesta nos compromete de lleno con la realidad. Por dos motivos. Porque su visibilidad obliga a una calidad de reflexión y de resolución alta, y porque la condición variable de los cubículos obliga a una permanente actualización de las propuestas de diseño
2. Que beneficios se obtienen.
Para la Escuela:
• El feedback que nos aportan nuestros antiguos alumnos intentando abrirse camino aquello que les hemos enseñado nos ofrece datos valiosísimos para la evaluación del proceso formativo.
• Podemos introducir en los planes de estudios el diseño y construcción de estos pequeños espacios. Es una actividad de taller indispensable para una formación real en diseño.
• Potenciación de la imagen social de la Escuela como centro activo e inquieto que aspira ser un referente nacional en la docencia del diseño de interiores.
Para los alumnos:
• Visualizan el horizonte formativo de la profesión que están aprendiendo.
• Fomentamos el espíritu emprendedor, como una de las salidas naturales de esta profesión.
Para los jóvenes profesionales:
• Tienen un espacio de bajo coste y elevada imagen a su disposición.
• Como cada antiguo alumno ó grupo de antiguos alumnos tiene que diseñar y construir su propio espacio de trabajo, este primer proyecto es su tarjeta de visita real para su clientela. Al ser una construcción reversible, pueden reutilizar parte del material.
• Se benefician de la infraestructura de la Escuela: biblioteca, talleres, conferencias.
• Se benefician de las acciones de promoción de la Escuela. Cualquiera que venga a vernos también los ve a ellos.
Para las administraciones:
• Ofrecen un servicio muy necesario a bajo coste, en la medida que la construcción que se propone no es tradicional y que el usuario colabora en la misma. Un vivero de empresas construido con andamios y en el que el usuario fabrica su propia oficina es el vivero más barato que se puede concebir. El espíritu es “ayudar al que se ayuda”.
• El carácter provisional y reversible de la actuación no hipoteca ninguna decisión de futuro sobre este centro educativo. La técnica constructiva empleada, diseñada inicialmente para el andamiaje, permite el rediseño y posterior traslado de estos espacios en otra ubicación.
• Esta técnica constructiva permite entender el objeto propuesto como una construcción provisional, con lo que los trámites administrativos y legales de concesión de licencias serían considerablemente más sencillos. En cualquier caso, la parcela de la Escuela todavía no tiene agotada la edificabilidad y el equipo de Santiago Cirugeda tiene amplia experiencia en este tipo de actuaciones.
• El autor del proyecto también cuanta con experiencias previas muy positivas relativas a otros dos temas clave: el seguro de responsabilidad civil para las actividades de autoconstrucción de los pequeños espacios habitables, y el cómputo de estas actividades como créditos formativos en ámbitos universitarios. Se adjunta información.
3. Cómo se gestiona.
El proyecto.
Este anteproyecto ha sido un encargo de la Escuela. Si el proyecto avanza, el desarrollo del mismo, debería ser objeto de un encargo y de una supervisión por parte de nuestros equipos técnicos de Infraestructuras.
La construcción.
En principio, sería ideal que la gestión del proyecto fuese compartida entre la Consejería de Educación y la Consejería de Empleo y Mujer (el 80% de nuestros titulados son mujeres). Nuestra propuesta inicial es que el coste de la primera fase del proyecto, esto es, esa superficie de suelo y techo que permite la colocación posterior de los espacios privados en su interior, corra a cargo de la Consejería de Empleo. El coste de la construcción de los espacios comunes, como está metido en programaciones de aula, correría a cargo de la Consejería de Educación dentro de los presupuestos ordinarios del centro. El coste de la construcción de los despachos de los jóvenes emprendedores sería responsabilidad de los mismos.
El uso.
La adjudicación y gestión de estos espacios debería seguir el procedimiento que la Comunidad de Madrid tiene establecido para los “viveros de empresas” existentes. De hecho, podría plantearse la adscripción administrativa de este nuevo vivero a alguno de ellos. Eso no conllevaría coste alguno. Otra alternativa, que ofrecemos es la de trabajar con ATA4, la Asociación de Titulados de Arte 4, que es nuestra asociación de antiguos alumnos. No contemplamos, en principio, la posibilidad de ofrecer servicios centralizados de secretaría y centralita telefónica por el escaso número de talleres o estudios que se proponen. El único coste permanente sería el de limpieza y mantenimiento, para el que se pueden encontrar fórmulas viables.

Ficha del Proyecto

Enlaces

Prensa

Bibliografía